Un nuevo hogar

Círvite busca ofrecer un espacio adaptado en el que los residentes puedan envejecer con salud y dignidad. Igualmente, supone un importante punto de apoyo para las familias, que pueden contar con la certeza de que sus seres queridos estarán siempre atendidos con todas las garantías de calidad necesarias.

La arquitectura sostenible promoverá el​ bienestar de las personas.

Un referente en sostenibilidad

Este nuevo modelo de reshogar apuesta por la eficiencia. Un claro ejemplo es que todo el ahorro energético se reinvierte en proyectos de vida, es decir, en mejorar la calidad de la atención. De esta manera, se reducen costes, garantizando la viabilidad a largo plazo y convirtiendo a los Servicios Sociales en un ejemplo de sostenibilidad medioambiental.

Descargar infografía

Proyecto pionero y altamente replicable

Una de las características principales de la reshogar es que se ha construido mediante el estándar de diseño Passivhaus, una certificación emitida por el Passivhaus Institut de Alemania, que busca incorporar en las nuevas edificaciones el máximo nivel de eficiencia energética y sostenibilidad. Todo ello, de acuerdo con los retos marcados por la Agenda 2030 y según los Objetivos de Desarrollo Sostenible 3, 7, 9, 10, 12, 13, 16 y 17.

En la actualidad, ya existen centros que cuentan con esta certificación en países como Austria, Holanda, Corea y Estados Unidos, si bien esta iniciativa de Círvite para personas con discapacidad intelectual es única en España.

¿Y cómo lo vamos a conseguir?

Desde Círvite queremos hacer que este proyecto tan especial forme parte de todos nosotros. Por ello, buscamos implicar a familias, vecinos, asociaciones, instituciones…
Porque sabemos que juntos hacemos camino.

¡Únete a esta iniciativa!